Evaluación multiescala de la restauración del hueco final de "Corta Alloza", Teruel

  1. ROSAS SALAZAR, VERONICA
Supervised by:
  1. Francisco A. Comín Sebastián Director

Defence university: Universidad de Alcalá

Fecha de defensa: 29 January 2008

Committee:
  1. Estanislao de Luis Calabuig Chair
  2. José Manuel Nicolau Ibarra Secretary
  3. Mercedes García García Committee member
  4. María del Camino Fernández Aláez Committee member
  5. Margarita Menéndez López Committee member

Type: Thesis

Teseo: 148788 DIALNET

Abstract

Corta Alloza fue una mina de carbón a cielo abierto, como resultado de su restauración de Primera Generación presenta una importante fuente de escorrentía y una elevada tasa de sedimentación provocada por la topografía abrupta de los taludes de la cuenca vertiente del modelo topográfico Plataforma-Talud, consistente en escombreras en forma de pirámide truncada, de laderas rectilíneas y taludes con pendientes mayores de 30º, aunado a la naturaleza arcillosa del sustrato con escasa capacidad de retención de agua, intensa erosión hídrica superficial debida a una baja cobertura vegetal. El humedal Corta Alloza proporciona un paisaje lacustre en el que la minería provee una buena oportunidad en la Región Mediterránea para incrementar la biodiversidad, también favorece la protección de especies en protección, y conforma la regeneración de áreas o refugios para especies en peligro de extinción. El objetivo central de la presente investigación fue analizar y evaluar los resultados de la restauración de Corta Alloza, mediante el uso de indicadores a nivel multiescala. El análisis hidrológico de las cuencas vertientes al humedal realizado a partir de las predicciones del modelo RUSLE 1.06 indica que la superficie de taludes con una tasa de erosión de 27,35 ton ha-1 año-1, constituye la principal fuente de sedimentos debido a su continuidad hacia el humedal de Corta Alloza. Tanto la subcuenca denominada talud (27,35 ton año-1), como la occidental (373,07 ton año-1), presentan una gran superficie de taludes abruptos eficazmente conectado a la red de cunetas que aportan el 80% de los sedimentos que están colmatando el humedal. La medida recomendada para conservar éste, es la reconstrucción de los taludes críticos, mediante un reperfilado topográfico (de 33º a 25º), cubrimiento de tierra vegetal, labrado y revegetación. La estimación de su efectividad con el modelo RUSLE 1.06 predice una reducción de la sedimentación anual en un 72%. En el estudio de la diversidad del paisaje en el año 1957 de Corta Alloza resultó similar al 2003 (1,13 y 1,63 respectivamente). El humedal de Corta Alloza (0,61) y La Estanca de Alcañiz (0,73) presentaron baja diversidad de paisaje, por lo que se confirma que Alloza es todavía un ecosistema inmaduro. Los usos de suelo para agricultura, plantaciones forestales y balsas, adoptados en Corta Alloza, se corresponden a usos similares que han destinado países como Canadá, Estados Unidos y algunos otros países de la Unión Europea en cuanto a las restauraciones de las minas de carbón a cielo abierto. El estado trófico de la calidad del agua de las balsas de Corta Alloza y la Estanca de Alcañiz (23 variable físicas y químicas), fueron clasificadas mediante un análisis discriminante, resultando oligotrófica ácida la balsa Norte, oligotrófica la balsa Sur y eutrófica La Estanca, con una alta significancia (p<0,0001). El análisis del sedimento observó el riesgo a mediano plazo de la acumulación de nitrógeno total en la balsa Sur BS (1,34 mg 1-1) y en la balsa Norte (0,58 mg 1-1), comparados con la Estanca (2,65 mg 1-1), así como en el porcentaje de materia orgánica (7,61 BN, 7,84 BS, 12,6 E). Existen grandes diferencia significativas entre el número de especies acuáticas presentes en Alloza (7) en relación a La Estanca (3), debido a la morfometría de la cubeta, la mejor calidad del agua y a la extensión ocupada por las macrófitos. La alcalinidad, el sulfato, el pH, así como concentraciones de los sólidos totales en dilución, influyeron en la colonización de macrófitos como Phragmites Australis y Scirpus tabernaemontani en la balsa Norte de Corta Alloza (rango de 425 a 927 mg 1-1 SO4, pH 4,27-7,8; STD 76-805 mg 1-1), no así en la balsa Sur (467-1210 mg 1-1 SO4; pH 6,8-8,4; STD 702-1027 mg 1-1) y la Estanca (93-310 mg 1-1 SO4; pH 7-2-8,3; STD 310-410 mg 1-1). La biomasa de Alloza es menor que la Estanca (p<0,001) con respecto al peso de materia seca de Phragmites Australis en cada estación del año, debido a la extensión ocupada por esta especie, pero no para Typha latifolia. En cuanto a la relación entre el peso vivo y el peso muerto de Typha latifolia se obtuvo que existe una diferencia (p<00,001) entre Alloza y la Estanca siendo mayor en ésta última, provocada por el período de estiaje y a la disminución en el área total de las hojas. Corta Alloza presentó una calidad de agua muy limpia y el sitio de referencia de la Estanca de Alcañiz tuvo una calidad menor a ésta según los macroinvertebrados como bioindicadores. Alloza es un humedal oligotrófico con una elevada riqueza de macroinvertebrados (65), la que observó una dominancia de familias indicadoras de dicho estado, entre las cuales se encuentran los odonato, efemerópteros y quironómidos. La Estanca de Alcañiz es un embalse eutrófico que presentó menor riqueza (51) que Alloza y con una dominancia de tres grupos: Corixidae, Cladócera y Oligoqueta, en éste último las familias dominantes fueron: Tubifícidae, Lumbriculidae y Naididae, la diferencia entre ambos sitios se debió a la ausencia de predadores vertebrados (peces) en Alloza frente a la Estanca. Existe una gran diferencia significativa (p<0,001) en la biomasa en peso seco de macroinvertebrados entre Alloza y La Estanca siendo mayor en Alloza en BN, BS y BSS en Typha latifolia, esto se debe a que alberga un mayor número de especies vegetales acuáticas tanto sumergidas como emergentes. La evaluación multiescala confirma que Corta Alloza es un ecosistema inmaduro.