El fitoplancton en el contexto de la Directiva Marco del Aguavariabilidad de la comunidad, consideraciones sobre el índice de potencial ecológico (IPE) y nueva propuesta para embalses del norte de España

  1. Javier José Granero Castro
Supervised by:
  1. Francisco García-Criado Director
  2. María del Camino Fernández Aláez Director

Defence university: Universidad de León

Year of defence: 2019

Committee:
  1. José Ramón Alonso Fernández Chair
  2. Saúl Blanco Lanza Secretary
  3. Ana Isabel Negro Domínguez Committee member
Department:
  1. BIODIVERSIDAD Y GESTIÓN AMBIENTAL

Type: Thesis

Abstract

Desde la aparición de la Directiva Marco del Agua (2000/60/CE) y a lo largo de estos casi 20 años de desarrollo de la misma, se ha venido tratando de establecer un marco de trabajo que permita conocer cuál es el estado de las masas de agua a nivel europeo, cómo se deben controlar y cuáles serán los objetivos de calidad a alcanzar. Para ello, se han establecido unos protocolos oficiales y una serie de elementos de calidad biológica, físico-química e hidromorfológica que permitirán conocer los estados o potenciales ecológicos de las mismas. (Anexos I y II RDL 817/2015). Los embalses, en el contexto de la DMA, son masas de agua muy modificadas asimilables a lagos. El estado o potencial ecológico de una masa de agua se define como el grado de alteración que presenta respecto a sus condiciones naturales y viene determinado por el peor valor de su estado o potencial ecológico y de su estado químico. El potencial ecológico es una expresión de la calidad de la estructura y el funcionamiento de los ecosistemas acuáticos asociados a una masa de agua artificial o muy modificada. Conforme a la normativa, el potencial ecológico en embalses se evalúa mediante el Índice de Potencial Ecológico (IPE), que se basa en el fitoplancton como elemento indicador a través de los indicadores siguientes: Clorofila a, biovolumen, Índice de Grupos Algales (IGA) y % de cianobacterias. El presente trabajo tiene como objetivos generales describir las características ambientales y el potencial ecológico en embalses del norte de España, analizar la variabilidad temporal (estacional e interanual) de la comunidad fitoplanctónica y analizar críticamente el rendimiento del IPE para plantear, en su caso, propuestas de mejora. Para ello se han obtenido muestras de un total de 12 embalses ubicados en Asturias, de forma estacional y a lo largo de varios años. Los resultados obtenidos muestran un IPE muy homogéneo entre embalses y fechas de muestreo, que denotan mayoritariamente un potencial muy bueno, lo que no coincide con los resultados obtenidos mediante el estudio de otros indicadores tradicionales como el estado trófico. Si el potencial ecológico se centra en exclusiva en el elemento fitoplancton y en su composición a lo largo del tiempo, entonces el estudio de la comunidad desde un punto de vista temporal resulta de especial interés. Por ello, se ha estudiado la variabilidad de la composición taxonómica (estacional e interanual) recurriendo al índice de Sørensen como medida de heterogeneidad, desglosándolo además en sus dos componentes, reemplazo y anidamiento. La conclusión del mismo es que la variabilidad, tanto estacional como interanual, de la comunidad son elevadas y se explican fundamentalmente por el reemplazo de especies. Con estos antecedentes, en los que el IPE no parece reflejar de forma adecuada el estado de los embalses y dado que las métricas empleadas para su cálculo se basan exclusivamente en el fitoplancton, que presenta un comportamiento estocástico, se plantea la necesidad de revisar la metodología de cálculo del IPE. Los resultados del estudio apuntan a que la forma de calcular el IPE enmascara las condiciones reales de los embalses y no es lo suficientemente sensible a los procesos de eutrofia. A raíz de ello, se plantea una nueva propuesta para el cálculo del IPE, denominada IPE-PV, que mejora la correlación con el estado trófico sin alterar la relación entre el resto de métricas. Finalmente, se presenta otra propuesta de corrección final del IPE-PV con elementos de calidad físico-químicos, que suponen una mejora significativa entre los niveles de correlación existentes entre el IPE-PV y el estado trófico y que además, se adecúan mejor al marco normativo.